Quique Dacosta define la cocina de “Vuelve Carolina” como:  Tapas con memoria contemporánea que buscan un acercamiento social. Curiosamente es un lugar de tapas en donde  se inicia en esto de los fogones y las cucharas, concretamente una brasería italiana, por aquello de ganarse un dinero y ocupar el verano que pasaba en Denia visitando a su madre. Ése fue el comienzo, ahí descubrió su camino.

Autodidacta como él se ha reconocido, aprende el oficio durante viajes, libros y en el que acabaría siendo su restaurante, “El Poblet”, ahí trabaja y se forma. La calidad de los productos, la importancia de crear un equipo cualificado, el escenario, la evolución técnico-conceptual y la elegancia que le distinguen.

En 2011 nace el proyecto  Vuelve carolina , las tapas como  forma de expresión, aportando ese dinamismo que todos los buenos comensales buscamos, la maravillosa creatividad firma inconfundible de la casa, una explosión de sabores, texturas, y quejidos propios de la mejor cuerda flamenca en forma de emociones que te inundan el paladar.  Carta

10502063_649356561819896_1508181074571289465_n unnamed2 unnamed3

Un local moderno, joven, un perfecto “Gastrobar” que además cuenta con el talento y la magia de su fabulosa sumiller  Manuela Romeralo    que es también directora del mismo, y se nota el toque, vaya si se nota. Estudió psicología porque no quería vendimiar, dice que el vino se cruzó de forma casual en su vida y que fue su mejor historia de amor, “Yo no sabía hacer un café ni llevar una bandeja, me presenté con mi currículo de prácticas con esquizofrénicos y presos a un restaurante que necesitaba personal…”

1419324771_0

Procedo a comentaros algunos de los platos que probé:

1. Patata suflé con centro líquido de yema; imagina una mañana de vinos, tapas y sol  por La Latina, imagina ese plato mítico de “Casa Lucio”, ahora cierra los ojos y mastica, ése es el mejor resumen que puedo haceros de esta tapa. Simplemente perfecta.

unnamed888

2.  Cubalibre de foie con escarcha de limón y rúcula silvestre; un histórico del restaurante Quique Dacosta, no podéis no probarlo, es sublime.

foie(2)

3.  Steak Tartar; intenso, con la untuosidad y textura maravillosa de la yema de huevo realzando la potencia de un plato referente y clásico.

unnamed777

4. Roll California;  una fusión cítrica y marina , perfumada, crujiente, sedosa que en paladar resulta sumamente agradable.

unnamed

5. Mollejas de ternera crujientes con cremoso de patata; homenaje de la casa a Eneko Atxa, y a la altura de la filosofía que el chef vasco transmite a través de los sentidos. Fantásticas  mollejas y lograda esa transmisión de placer.

unnamed88

Y bebimos, un Borgoña maravilloso de la región de Vosne-Romanée caracterizados por su elegancia y delicadeza, 100% Pinot Noir, notas de cereza, fresa, con tanino muy discreto, carnoso, persistente y muy aromático.

yt

También disfrutamos con Louro, elaborado con uvas Godello y Treixadura, de la mano del buen saber hacer de Rafael Palacios. Elegante, fresco, en nariz es rico en frutas blancas y cítricas, mineral, con notas herbáceas que recuerdan al heno e hinojo.

unnamed10

Os lo recomiendo con los ojos cerrados, toda una experiencia que querréis repetir, Carolina, ella que nunca acabó marchándose del todo, nos hace un guiño a través de los sentidos y de la mano exquisita y noble de Quique Dacosta, ella, que nos aviva recuerdos y agita tempestades entre caldos y puros, gracias Manuela Romeralo por identificar tu camino y regalarnos tu presencia, gracias a todo el equipo por grabar a fuego una noche perfecta. Carolina, volveré.

 

qbb