Somos el tiempo que compartimos, las ganas que rellenan huecos añejos, la mirada que mece y calienta, la isla que aguarda tras la dura tormenta.
Somos lo que muchos quisieron ser, la sonrisa ajena, la fuerza subrayada, las penas disueltas, el susurro que siempre estremecía.

Vete, coge las riendas de tu vida, cabalga a lomos de la esperanza y busca una princesa. Hazlo, sigue hacia delante y olvida todo aquello que quedó atrás.
Deja que me sobreviva la mañana mientras la tinta mancha esta última carta, no caigas en el error de enseñar a tus ojos a mirar con pena.
Perderemos para ganar.
Lloraremos para vivir en una eterna carcajada.
Caerán las murallas de nuestras penas.
Seremos todo lo que quisimos ser.

Olvídame, cierra los ojos y piensa que todo fue un sueño, que al abrir los ojos nada te ayudaba a recordarme, que pasó y pasé.
Una silla con tres patas, una vela sin mecha, una esquina sin pared, una memoria gastada, unos abrazos rotos.

25889

No insistas, deja que me aleje despacio, que me confunda con la niebla que va a mi encuentro, deja que el dolor estalle pero no te guardes ningún pedazo, no utilices nuestra historia para conseguir palmadas en la espalda.
Entiende que fui lo que pude ser, una amalgama de grises y verdes surcados por cien estorninos, la última flor que perdura en un ramo seco, la primera lágrima que surca osada una pálida mejilla.
Recuerda cuando empezaron nuestros amaneceres, cuando las miradas iluminaban el camino que los dedos acababan recorriendo, cuando deteníamos el mundo y nos sentíamos  invencibles.
Deja que sea un capítulo impar en la novela de tu vida.

Estemes104 wind

Vive, consigue atrapar estrellas fugaces y cepíllales el pelo, cuenta sus lunares, abrázate a ellas, admira su brevedad, y abre la mano cuando su tiempo contigo haya terminado.
No las culpes por marcharse, piensa que ellas son tan sólo estrellas.

Estaré bien, seguiré aprendiendo a vivir.
Trataré de no enamorarme hasta pasada la medianoche, lo haré sólo en el preciso instante en que seamos pura imperfección y los zapatos de cristal no vistan nuestros pies, cuando no haya ningún castillo repleto de falsas esperanzas y deudas hasta los topes prometiendo un falso horizonte con final feliz.
Lucharé para que la marea no me deje sin camino, para que el olvido sea de mi equipo, rezaré para que el corazón huya de mi.

Recuérdame, en la mañana clara y la noche oscura.
Recuérdame cuando la lágrima sea fácil y la risa difícil.
Recuérdame cuando no quede nada que recordar.

tumblr_mo2r3z2G6U1rs3h6vo1_500