La luz se filtraba débil a través de las persianas en aquella mañana de incipiente primavera repleta de silencio y dudas. A menudo lo que más cuesta es dar el primer paso y escucharse a uno mismo, y es que generalmente las emociones juegan tantas malas pasadas que tendemos a silenciarlas con todo aquello que no viva dentro de nosotros mismos. Hay un punto de inflexión en cada esquina, una duda en cada mañana, una lágrima en cada plaza, y un suspiro al otro lado de la ventana. ¿Quién sabe qué es lo mejor?

tumblr_lmmfd3Yt9t1qat0a2o1_500

Me gusta la lluvia porque mi tristeza sale a beber de ella, porque no tengo que fingir que me ha entrado algo en el ojo, ni que mi equipo no se ha clasificado para la Champions. Y me gustan las tardes grises porque en el fondo soy una nostálgica empedernida, porque justo ahora que ordeno mi trastero emocional el día se alarga y todo el mundo quiere ser feliz, y qué pasa si yo echo de menos el otoño y me horroriza el verano casi tanto como la sandía, y sí, podría hacerme con una pancarta de esas de manifestaciones cutres en la puerta del Sol y decirle al mundo que yo me bajo en la próxima, pero lo cierto es que no estoy segura de que eso sirviera para estar mejor.
Qué difícil la vida a veces oigan.

tumblr_o19sh5ZWtJ1sqba70o1_500

Pienso en qué me dirías tú, en si te reirías de todo esto a la vez que enfatizarías un enorme “Es lo que tú querías”, tal vez me abrazarías fuerte murmurando un Nines, Nines, Nines… tal vez arregláramos el momento con un largo paseo y un par de vinos mediocres. No sé, pero lo cierto es que podrías mandar un par de palomas mensajeras y echarme una mano con ese toque bíblico tan escaso en estos tiempos de exceso tecnológico. Sé que aborrecías Facebook, decías que eso lo cargaba el diablo y pienso que nunca tuviste más razón. Es realmente triste comprobar a diario que  abrimos antes las notificaciones que los ojos, que estamos más pendientes de lo que digan de nosotros que de observar cómo alguien se siente decepcionado por la atención que no recibe, por no hablar de coqueteos, ay si Romeo y Julieta levantaran la cabeza.

vfvf

Apuro el segundo café mientras consulto el parte meteorológico, antes leía el periódico pero como acto reivindicativo no pienso volver a pasar una página hasta que estos que pretenden gobernarnos se aclaren de una vez, no tengo fuerzas para más tonterías, si mi abuela viviera esto lo habría solucionado en un plis plas, menuda era ella a la hora de repartir bocadillos y juguetes, cómo se te ocurriera protestar porque te había tocado la punta, te dejaba sin y encima tenías que soportar una charla de media hora sobre la guerra y las patatas hervidas.
Tengo suerte, a pesar de todo el humor nunca me abandona del todo.

Processed with VSCOcam with p7 preset

Hoy es martes con sabor a lunes y cuerpo de domingo en la capital, el cielo reina azul a pesar de los pocos motivos que le damos para estarlo, debe ser que los de allí arriba siempre encuentran el lado bueno de las cosas porque ya perdieron todos los lados malos.
Coldplay y su “A sky full of stars” se cuelan por el altavoz dándome un poco la razón, y no sé si nos expropiarán la ñ, si este calor es normal, tampoco tengo el remedio para superarlo todo ni la receta para la resaca, no sé si seguiremos apostando a caballos que nunca ganan, luchando contra molinos de viento, no sé si la telebasura seguirá colonizando las pantallas. No sé qué será de ti el día de mañana porque ni siquiera sé qué será de mí durante el día de hoy. Sólo sé que no sé nada y a ti te encontré en la calle.
Mientras tanto, aquí me tienen, donde siempre, con las botas puestas y las ganas intactas.